Historia de la carrera de Ingeniería de Minas

La Escuela Superior Politécnica del Litoral (ESPOL) surgió como respuesta a las crecientes demandas de educación científico-técnica en el país.  Fue creada siendo Presidente de la República el Dr. Camilo Ponce Enríquez, mediante Decreto Ejecutivo No. 1664 publicado en el Registro Oficial del 11 de noviembre de 1958.  El 25 de mayo de 1959, en dos aulas de la Casona Universitaria, 51 alumnos iniciaron oficialmente la vida académica de la ESPOL, bajo la dirección del primer Rector, Ing. Walter Camacho Navarro, cabe indicar que el primer Rector fue Ingeniero de Minas. Casi inmediatamente después de creada la Escuela Superior Politécnica del Litoral, en 1959, comenzaron las actividades de lo que entonces se llamaba Departamento de Minas.

En los últimos meses de 1964, cuando recién había salido el primer egresado de la unidad académica, ésta se denominaba Departamento de Geología, Minas y Petróleo;  un total de cinco estudiantes divididos en tres grupos de diferentes nivel seguían la única carrera que se ofrecía para recibir el título de Ingeniero en Geología, Minas y Petróleo;  contaba con dos profesores a tiempo completo, dos profesores a tiempo parcial, un Ayudante del único laboratorio existente y un Conserje.

La Facultad de Ingeniería de Geología, Minas y Petróleo se formó en 1983, ante la necesidad de crear estas 3 carreras, ya que en sus inicios la ESPOL solo contaba con la especialidad de Ingeniería de Minas dentro de lo que es el área de Ciencias de la Tierra. La actual denominación Facultad de Ingeniería en Ciencias de la Tierra (FICT) tomó su nombre desde 1989, esta vez con cuatro carreras: Ingeniería de Minas, Ingeniería en Geología, Ingeniería en Petróleos e Ingeniería Civil, esta última sustituyó a Ingeniería Geotécnica. Con algunos cambios y mejoramientos en los planes de estudio y en la Facultad, hasta los actuales momentos se mantienen estas cuatro carreras de lo que desde 1989 se denominaba Facultad de Ingeniería en Ciencias de la Tierra (FICT).

A partir de este año la población estudiantil de Ingeniería de Minas de la ESPOL disminuyó hasta ver que en el año 1995 solo se contaba con 2 alumnos en la carrera, y otras universidades en esos momentos pasaban por iguales situaciones, por lo cual algunas de ellas cerraron esta especialización, por lo que se optimizaron todos los recursos y la potencialidad de la carrera realizando campañas de promoción y revisión del pensum académico. La carrera en la ESPOL fue de las pocas que a nivel nacional se mantuvo abierta durante este período.

Posteriormente con la implementación del  Examen Nacional Estudios Superiores y con la investigación en los Megaproyectos en el área de Minería, el número de estudiantes ha incrementado y al año 2015 se cuenta con 134 con matrícula activa.